Si te gusta ir a tapear y estás buscando algún bar restaurante en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), te interesa saber de dónde proviene esta curiosa costumbre y cuál es el enigmático origen de las tapas.

Esta práctica tan habitual en nuestra gastronomía tiene su origen hace menos de un siglo. Esto último hace más valioso su significado, ya que pasó de ser un alimento de sustento a una auténtica religión en ciertos lugares, y todo en muy poco tiempo.

Aunque el nacimiento de las tapas tal y como las conocemos hoy nada tiene que ver con lo que podemos encontrar en la actualidad en un bar restaurante en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), sí es cierto que es curioso por la variedad de historias y leyendas que surgen alrededor de estas.

En tiempos de Alfonso X "El sabio", se dispuso no servir el vino si no era acompañado de comida. Todo se hacía para tratar de retardar los efectos del alcohol en quien lo tomaba.

Otros relatos concluyen que el nacimiento del tapeo surgió en Cádiz. Proviene de una anécdota que sitúa a un rey en una humilde taberna, donde pide su jarra de vino. Al estar el lugar plagado de moscas, el ingenioso tabernero decide colocar una loncha de jamón sobre la jarra, tapando literalmente la misma. Al monarca la idea le entusiasmó y pidió otra ración de vino con una "tapa" igual, sentando un hábito entre los allí presentes.

En cualquier caso, la primera fuente documental del tapeo procede de una revista publicada en Granada el 1911, donde una reseña dice distinguir al hombre andaluz por "tomar cañas con sus tapas".

Como puedes ver, en Plats i Vermut, conocemos la historia del tapeo a la perfección. Si quieres degustar unas buenas tapas en un ambiente cordial y agradable, no lo dudes más y ven a visitarnos. ¡Te esperamos!