Cuando te diriges a un bar restaurante de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y pides una tapa de jamón ibérico, quieres que te pongan un buen jamón. En esta entrada queremos que disfrutes siempre de jamón de la mejor calidad posible.

A la hora de comprar un jamón, puedes sentirte perdido, te ciegan las ganas de llegar a casa y abrirlo, pero para que elijas el jamón de la misma calidad que en un bar restaurante en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), te vamos a dar unos consejos:

- La zona de cría es fundamental, las zonas de dehesa son las mejores para la cría. Algunas de las localidades aquí incluidas son Extremadura, Salamanca y algunas zonas de Andalucía.

- La alimentación va a marcar una diferencia clave. Si quieres que tu jamón tenga un gran sabor, asegúrate de que se ha alimentado de bellotas en la dehesa. ¿Cómo saberlo? Gracias a la etiqueta:

- Etiqueta negra: Alimentación con bellota y 100 % de raza.

- Etiqueta roja: Alimentación de bellota, pero la raza es entre un 50 % y un 75 % pura.

- Etiqueta verde: Alimentado con pienso, pero tiene cierto espacio para moverse.

- Etiqueta blanca: Alimentado con pienso en una granja.

- El color, una vez abierto, cuanto más oscuro, mejor indicativo. Nos señala que ha estado curando durante un largo periodo.

- La grasa de la pieza es un chivato muy bueno de la calidad. El cerdo alimentado con bellota tiene una grasa mucho más suave que se deshace al apretarla con los dedos. Además, se encuentra distribuida mayoritariamente entre los músculos. Sin embargo, los cerdos alimentados con pienso tienen una grasa mucho más consistente y localizada en el músculo.

- La pata debe verse estilizada, con pezuña negra y con la caña cuanto más fina mejor.

Si quieres probar un buen jamón acompañado de una buena copa de vino, puedes degustarlo en Plats i Vermut. ¿A qué esperas para probarlo?